Editoriales Anteriores

Marzo 27, 2000

 

Conforme los últimos días del mes de Marzo van pasando, y se va acercando el 1 de Abril, resulta inevitable recordar el famoso "Primer Día de Clases".

Si bien es cierto que cada año era una cosa distinta, el Primer Día de Clases siempre traía algo en común con los anteriores. Era clásico preguntarse por los nuevos compañeros, por aquellos que ya no estaban más y, por supuesto, reencontrarse con muchos de los amigos que habíamos dejado de ver durante el verano. También estaba la curiosidad por conocer el nuevo salón de clases, a los nuevos profesores y los nuevos cursos. Aquellos días de útiles nuevos, instalaciones retocadas y de incesante barullo escolar eran realmente mágicos, ¿verdad?.

Pues bien, hace unas semanas me enteré que el viejo Primer Día de Clases octubrino ya no es como era en nuestros días. Y no es que me esté volviendo viejo y comience a decir que "Todo tiempo pasado fue mejor" (aunque, para serles sincero, en más de una ocasión me he sorprendido pronunciando esta dichosa frase...). Lo que pasa es que nuestra Alma Mater decidió hace poco adoptar el esquema de algunos colegios particulares, y empezar las clases en el mes de Marzo. ¿Qué les parece?. Me imagino que las primeras palabras que se les viene a la mente son: "¡Qué flojera!"... pero bueno, este asunto trae algunas cosas interesantes, como el que ahora los alumnos gozarán de una semana de vacaciones cada vez que terminen un bimestre. Ya hubieramos querido nosotros disfrutar de eso...

Como cambian los tiempos, ¿no es cierto?. Para las nuevas generaciones los futuros Primeros Días de Clase serán, entre otras cosas, más calurosos que los nuestros. Y ese será un detalle que de seguro recordarán en el futuro, cuando se unan al cada vez más numeroso grupo de ex-alumnos octubrinos. Nuestro grupo.

Bien, antes de despedirme quiero agregar un par de cosas. Primero: nuestras más sinceras felicitaciones y mejores deseos a una ex-alumna que, a pesar de no ser de nuestra promoción, siempre mostró interés por nuestro desarrollo en la red de redes: Jennifer Chía. Ella, integrante de la promoción 1988, contrajo matrimonio religioso el pasado Sábado 18 de Mayo en nuestra ciudad capital. Esperamos que le vaya de lo mejor en su nueva vida, allá en las lejanas tierras japonesas. ¡Suerte, Jennifer!.

Segundo: El nuevo aniversario de nuestro Web Site ya está muy cerca. Esto será en el mes de Mayo, así que quedamos a la expectativa de cualquier comentario o sugerencia con respecto a esta fecha. Puede ser un buen motivo para que algunos se animen a enviarnos nuevas fotografías, anécdotas o cualquier otro tipo de aporte, ¿no creen?. Nosotros y todos los visitantes se los agradeceremos infinítamente. Un fuerte abrazo para todos y...

¡Hasta la Próxima!.

Escrito por Erwin Zarria