Editoriales Anteriores

Enero 10, 2004

 

Una vez más estamos aquí con todos ustedes y, en esta ocasión, luego de un sorpresivo reencuentro de nuestra promoción.

Así es. El pasado Sábado 20 de Diciembre del 2003, a partir de las 9:00 PM, tuvimos la ocasión de reunirnos con muchos ex-compañeros de colegio. Todo gracias a una feliz iniciativa de Juan Carlos Chung, Claudia Menéndez, Cecilia Flores y Antonio Bardales. Precisamente fue en casa del buen Toño donde el reencuentro se llevó a cabo exitosamente. Y vale destacar esto último, ya que la convocatoria se realizó tan solo con mes y medio de anticipación.

Y bueno, si bien es cierto que siempre es grato volver a verse con toda la gente en general, es innegable que en esta oportunidad lo más destacado fue la presencia de David Hayashida y Roy Reyes, a quienes la gran mayoría de nosotros no veíamos prácticamente desde la Fiesta de Promoción. A ellos, y a todos los que asistieron aquella noche, pueden verlos gracias a nuestra sección especial denominada 16° Aniversario de Nuestra Promoción. No se la pueden perder.

Demás está decir que la noche se quedó realmente corta para tantos recuerdos, bromas y sonrisas. La opinión unánime fue que debíamos mantenernos en contacto, y la mejor forma (además de los e-mails, claro está) será aprovechando las facilidades que el colegio suele brindar a todos los ex-alumnos durante la temporada de verano. Así que ya lo saben, si tienen algún domingo libre y están cerca de nuestra Alma Mater, no dejen de darse un salto por ahí. Seguro que allí estaremos, con la alegría y entusiasmo de siempre, ya sea practicando algún deporte o disfrutando de la piscina junto con nuestras familias.

Bueno, es todo por el momento. Nos despedimos nuevamente, no sin antes invitarlos a disfrutar de esta nueva actualización (bastante nutrida, por cierto). Sobretodo de los filtros implementados para la consulta de las Direcciones de E-mail, los cuales resultan realmente toda una novedad (modestia aparte). Un fuerte abrazo y...

¡Hasta la Próxima!.

Escrito por Erwin Zarria