Editoriales Anteriores

Diciembre 04, 2005

 

No es por nada, estimados amigos, pero realmente... ¡Que bien nos salen los reencuentros de la promoción!

Luego de varios amagos, y finalmente impulsados por la presencia de Paola Agreda en Lima después de buen tiempo fuera del país, el Sábado 23 de Julio se llevó a cabo en casa de "Toño" Bardales el reencuentro por el 18 Aniversario de la promo. Un reencuentro que seguramente será recordado por muchos como uno de los más emotivos y concurridos de los realizados hasta ahora.

El entusiasmo y voluntad de varios de nosotros (que sorprendió a más de uno, dicho sea de paso) nos permitió reencontrarnos con amigos a quienes no veíamos desde hace muchísimo tiempo, tales como Pavlusha Luyando, Wendy Lee, Gino García y Fiorella Velarde (cuyo rostro de emoción, al ver a tanta gente de la promo reunida, nunca olvidaremos), además de la ya mencionada amiga Paola Agreda.

Aquella fue una noche de sano esparcimiento, no solo compartiendo recuerdos y anécdotas escolares (en medio de música y videos ochenteros, Parchís incluido), sino también los éxitos actuales, además de la permanente esperanza por volver a ver, en algún momento, al resto de compañeros con quienes compartimos muchos de nuestros primeros años de vida.

Dos meses después, aunque en un número más reducido, un grupo de la promo se reencontró en el ya tradicional Baile de Confraternidad de la Familia Octubrina, llevado a cabo en nuestra Alma Mater. Un reencuentro envuelto en una nostalgia más general, teniendo en cuenta el lugar de la realización y la presencia de integrantes de otras promociones; Y todo esto a pesar de ser una reunión para toda la familia octubrina (entenderán que una reunión únicamente de ex-alumnos es más singular).

El éxito de estas reuniones, contra lo que muchos pueden pensar, no radica precisamente en la nostalgia, sino más bien en el ánimo de compartir nuevamente momentos con quienes crecimos. Reencontrarnos con los mejores y más sinceros amigos y renovar los vínculos construidos en la niñez y adolescencia. Vínculos que son la base de lo que fuimos, somos y seremos, y que por lo mismo nunca olvidaremos.

Bueno, es todo por el momento. Nos despedimos nuevamente, no sin antes invitarlos a revisar las dos nuevas secciones creadas para todos ustedes, con material visual de las reuniones antes comentadas. Esperamos que resulten de vuestro agrado, y que el espíritu de colaboración con el site se mantenga muy arriba. Un fuerte abrazo y...

¡Hasta la Próxima!.

Escrito por Erwin Zarria