Editoriales Anteriores

Abril 10, 2004

 

Al momento de escribir estas líneas, nos encontramos exactamente a seis meses del 80° Aniversario de nuestra Alma Mater.

Parece mentira todo el tiempo transcurrido desde la fundación de nuestro colegio. Inclusive es dificil de creer que hayan pasado casi cinco años desde el memorable 75° Aniversario, cuyas celebraciones incluyeron la primera cena exclusiva de reencuentro de ex-alumnos octubrinos. Pero así es. El Diez de Octubre está a punto de celebrar esta fecha tan especial. Y, según tenemos entendido, será a lo grande.

Por este motivo resulta curioso (por no decir extraño) que precisamente en las últimas semanas hayan empezado a circular rumores sobre el cierre de nuestra Alma Mater. Rumores que, en realidad, son un reciclaje de otros que han venido circulando anteriormente en los últimos años. Sin embargo, en esta ocasión el asunto nos ha sorprendido mucho más, toda vez que fueron llegando hasta nosotros por diferentes fuentes, vía E-mail.

Ante esta situación, el consultar directamente a las autoridades de nuestra Alma Mater era prácticamente una obligación para nosotros. Sin embargo, fuentes de primera mano nos ratificaron que toda esa historia de que el colegio había perdido el juicio por la propiedad del terreno de Breña, y que las actuales instalaciones serían destruidas para dar paso a un Centro Comercial (¡Imagínense tremenda barbaridad!), no eran más que un absurdo.

Y es verdad. Si los rumores fueran fundados, la directiva actual no tendría por qué seguir invirtiendo en Breña, y seguramente ya se habría dedicado exclusivamente al local de San Miguel. Sin embargo, no solo se sigue invirtiendo en la sede principal, sino que inclusive esta inversión va en aumento. Por si fuera poco, la futura sede para los ex-alumnos se encuentra ubicada a cuadra y media (en Paso de los Andes) y su construcción avanza a paso firme.

En lo particular, nos es indistinto quien sea el grupo que se encargue del colegio. Es cierto que la actual directiva se siente con todo el derecho del mundo de seguir al mando de nuestra Alma Mater, toda vez que ellos prácticamente salvaron de la desaparición al colegio a mediados de los años 70, cuando la mayoría de los directivos de aquella época abandonaron, literalmente, al Diez de Octubre a su suerte (razones monetarias, adujeron por aquel entonces). Pero también es vox populi que, desde entonces, mucha gente ha venido realizando diferentes cuestionamientos a los actuales directivos, tal vez motivados por la supuesta mano de hierro que impera al interior de la mencionada directiva. El resultado de todo esto ha derivado en una pugna de décadas, que ha terminado involucrando inclusive a más de una generación. Sin embargo, creemos que todas las partes deben ser conscientes que lo que vienen disputando no es un apetitoso negocio que dará réditos al triunfador, sino más bien el futuro de un colegio con historia, con miles de egresados que hoy en día destacan en los diferentes ámbitos de la sociedad, tanto a nivel nacional como mundial. Y que, por lo mismo, tienen la responsabilidad de llevar a buen puerto el futuro de nuestra Alma Mater. Así pues, esperamos que, una vez terminado el dichoso problema judicial, todos podamos reunirnos en paz, para seguir sacando adelante al Primer Colegio Chino de América. Y eso nos incluye a todos los ex-alumnos que, está demás decirlo, formaremos siempre un solo puño en defensa de nuestro querido Diez de Octubre.

Estimados amigos, es todo por el momento. Esperamos que esta nueva actualización satisfaga vuestras expectativas, y ya lo saben: Vayan preparándose, porque el 80° Aniversario de nuestro colegio se viene con todo. Un fuerte abrazo y...

¡Hasta la Próxima!.

Escrito por Erwin Zarria